Experiencias de personas reales
con CABENUVA

Experiencias de personas reales
con CABENUVA

Jayson

Acerca de mí

Soy director de seguridad de un centro de salud. Mi carrera profesional empezó en la policía militar de la Fuerza Aérea de los EE. UU.

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

He estado tomando pastillas diarias para tratar mi VIH durante 16 años. Era un recordatorio constante de que  tenía una condición que me obligaba a estar siempre pendiente de mi medicación y planificar cada movimiento. No podía simplemente improvisar un viaje, porque te arriesgas a no tener suficientes pastillas para todos los días que estés fuera. Sentía que no podía ser espontáneo ni olvidarme por un momento de que vivo con VIH. Estos pensamientos siempre estaban presentes.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Cuando voy a mi médico, me pone mis dos inyecciones y, después de esa cita, sigo adelante con mis planes hasta el siguiente mes. Además, he desarrollado una conexión personal con mi médico, a quien veo una vez al mes. Gracias a que hemos desarrollado esta relación, si tengo una preocupación o hay algo pasando en mi vida, lo hablamos, y eso me ayuda.

“He desarrollado una conexión personal con mi médico, a quien veo una vez al mes. Gracias a que hemos desarrollado esta relación, si tengo una preocupación o hay algo pasando en mi vida, lo hablamos, y eso me ayuda”.

Más

Menos

Jayson

Acerca de mí

Soy director de seguridad de un centro de salud. Mi carrera profesional empezó en la policía militar de la Fuerza Aérea de los EE. UU.

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

He estado tomando pastillas diarias para tratar mi VIH durante 16 años. Era un recordatorio constante de que tenía una condición que me obligaba a estar siempre pendiente de mi medicación y planificar cada movimiento. No podía simplemente improvisar un viaje, porque te arriesgas a no tener suficientes pastillas para todos los días que estés fuera. Sentía que no podía ser espontáneo ni olvidarme por un momento de que vivo con VIH. Estos pensamientos siempre estaban presentes.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Cuando voy a mi médico, me pone mis dos inyecciones y, después de esa cita, sigo adelante con mis planes hasta el siguiente mes. Además, he desarrollado una conexión personal con mi médico, a quien veo una vez al mes. Gracias a que hemos desarrollado esta relación, si tengo una preocupación o hay algo pasando en mi vida, lo hablamos, y eso me ayuda.

“He desarrollado una conexión personal con mi médico, a quien veo una vez al mes. Gracias a que hemos desarrollado esta relación, si tengo una preocupación o hay algo pasando en mi vida, lo hablamos, y eso me ayuda”.

Más

Menos

Steve

Acerca de mí

Soy un abogado experto en comercio internacional. He tenido la suerte de visitar 40 países en 6 continentes. España guarda un lugar especial en mi corazón desde que pasé allí un semestre como estudiante hace 20 años. 

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

Mi diagnóstico de VIH fue especialmente difícil para mí porque me preocupaba mucho lo que pudieran pensar mi familia, mis amigos y mis colegas de trabajo. Esto hizo que al principio me encerrara en mí mismo y no lo compartiera con nadie. Finalmente, junté el valor y las fuerzas necesarias para pedir ayuda. Por suerte, encontré una organización comunitaria que me ofreció todo el apoyo que necesitaba, desde terapia psicológica hasta asesorarme acerca de mi tratamiento para el VIH.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Mientras siga cumpliendo con mis inyecciones mensuales regularmente, ya no me tengo que preocupar de acordarme de tomar mi pastilla para el VIH cada día, incluso cuando estoy de viaje. Ni preocuparme de que alguien me vea tomarlas y me haga preguntas o quiera saber de mi condición.

“Mientras siga cumpliendo con mis inyecciones mensuales regularmente, ya no me tengo que preocupar de acordarme de tomar mi pastilla para el VIH cada día, incluso cuando estoy de viaje”.

Más

Menos

Steve

Acerca de mí

Soy un abogado experto en comercio internacional. He tenido la suerte de visitar 40 países en 6 continentes. España guarda un lugar especial en mi corazón desde que pasé allí un semestre como estudiante hace 20 años. 

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

Mi diagnóstico de VIH fue especialmente difícil para mí porque me preocupaba mucho lo que pudieran pensar mi familia, mis amigos y mis colegas de trabajo. Esto hizo que al principio me encerrara en mí mismo y no lo compartiera con nadie. Finalmente, junté el valor y las fuerzas necesarias para pedir ayuda. Por suerte, encontré una organización comunitaria que me ofreció todo el apoyo que necesitaba, desde terapia psicológica hasta asesorarme acerca de mi tratamiento para el VIH.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Mientras siga cumpliendo con mis inyecciones mensuales regularmente, ya no me tengo que preocupar de acordarme de tomar mi pastilla para el VIH cada día, incluso cuando estoy de viaje. Ni preocuparme de que alguien me vea tomarlas y me haga preguntas o quiera saber de mi condición.

”Mientras siga cumpliendo con mis inyecciones mensuales regularmente, ya no me tengo que preocupar de acordarme de tomar mi pastilla para el VIH cada día, incluso cuando estoy de viaje”.

Más

Menos

Orlando

Acerca de mí

Soy decorador y planificador de eventos. Me encanta cuando logro dar vida a la visión de mis clientes y veo cómo sus caras se iluminan. Me da mucha satisfacción saber que he podido aportarles un momento de felicidad.

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

Mis comienzos viviendo con VIH fueron difíciles. Durante mucho tiempo sentí que no tenía a nadie para guiarme, ni siquiera alguien que pudiera señalarme la dirección correcta. Todo cambió cuando encontré al fin el médico adecuado. Eso me hizo tomar conciencia de la importancia de estar informado sobre las diferentes opciones de tratamiento.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Mi vida es un reflejo de mi personalidad. Me gusta hablar con la gente, motivarla, hacerla sonreír. Mi foco es mi trabajo y las cosas que verdaderamente me importan. CABENUVA una vez al mes funciona con mi horario.

“CABENUVA una vez al mes funciona con mi horario”.

Más

Menos

Orlando

Acerca de mí

Soy decorador y planificador de eventos. Me encanta cuando logro dar vida a la visión de mis clientes y veo cómo sus caras se iluminan. Me da mucha satisfacción saber que he podido aportarles un momento de felicidad.

Mi vida con un tratamiento diario para el VIH

Mis comienzos viviendo con VIH fueron difíciles. Durante mucho tiempo sentí que no tenía a nadie para guiarme, ni siquiera alguien que pudiera señalarme la dirección correcta. Todo cambió cuando encontré al fin el médico adecuado. Eso me hizo tomar conciencia de la importancia de estar informado sobre las diferentes opciones de tratamiento.

Controlando mi VIH con CABENUVA

Mi vida es un reflejo de mi personalidad. Me gusta hablar con la gente, motivarla, hacerla sonreír. Mi foco es mi trabajo y las cosas que verdaderamente me importan. CABENUVA una vez al mes funciona con mi horario.

“CABENUVA una vez al mes funciona con mi horario”.

Más

Menos

¿ES CABENUVA ADECUADO PARA TI?

Aquí te explicamos cómo tener la conversación con tu médico

QUÉ DEBES CONVERSAR

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN SOBRE CABENUVA?

APRENDE MÁS

¿VIVES CON VIH Y ESTÁS INTERESADO EN COMPARTIR TU HISTORIA?

Si tienes 18 años o más, llama para obtener más información sobre esta oportunidad. Pregunta por nuestros servicios disponibles en español en el 1-888-203-9565.

CBRWCNT200007